domingo, febrero 08, 2009

Recipes

Bueno bueno, lo prometido es deuda. Tras unos cuantos meses desde mi anterior post de recetas vuelvo a la carga con lo que he podido mezclar con los componentes que tan amablemente me suministra mi nevera.
Estas navidades, como premio por existir en ese momento y lugar han vuelto los sorprendentes y deliciosos lomo ibérico, salchichón ibérico y chorizo ibérico. Grandes bocadillos han salido de mis manos en tiempo de abundancia ibérica, desafortunadamente hacia mediados de enero se acaba el grifo y toca racanear de lo que haya, así que aquí comienza la nueva parte del recetario:

- El Tarzaquillo
Hace tiempo leí nosedonde que la mezcla de queso para untar y pimientos estaba buena, ahora doy fe de que es así.
Veamos: ingredientes... ¿sencillo verdad? Pan, se abre, se unta de queso, en abundancia, no hay que racanear, se ponen los pimientos de piquillo y ale, si se gusta pasarlo por el horno y si se quiere frío... pues frío.

-El Tarzate
Este es un ejemplo de aprovechamiento de recursos de bajo nivel, básicamente es sustituir el aporte proteico de los embutidos por algo más sutil.
Partimos de la receta del tarza 1 clásico, philadelphia, maasdam y calor, pero en la parte de arriba del pan le ponemos paté. He probado a la pimienta y tapa negra, admito que el toque ligeramente picante del paté a la pimienta calentito me ha encantado. Una variante que no he probado, sería usar paté al roquefort y ponerle al pan un poco de roquefort para darle un poco de fuerza.

-El extraño
Este fue lo más raro que he hecho nunca, incluso creía que iba a tener que pasarme la noche con un bono váter, pero no, salió bastante bueno, lo admito, soy un desastre innovando, pero vaya, se podía comer.
Satisfagamos vuestra curiosidad:
Pan (sobradamente importante para un bocadillo), al que se le pone una capa de queso untable, queso rallado, paté, margarina, y queso de la vaca que rie.
¿Y como haces para poner capas supuestamente incompatibles sin inventarte una nueva zona del pan? me preguntareis. Eso me llevó su tiempo de experimentación (y lavarme las manos un par de veces más de las necesarias) capa de queso, se pone el rallado encima para darle solidez, tras eso el queso de la vaca en trozos, repartidos uniformemente y donde no hay queso de la vaca, lo mismo de margarina, en el otro lado del pan el pate untado. Eso bocabajo en el horno et voileà, el sabor del paté mezclado con la cremosidad del queso a tres niveles y la esponjosidad que otorga la margarina al pan. Me sorprendí yo mismo del resultado.
Disfrutarlos.

4 comentarios:

makore dijo...

no hay bocadillo al que no le pongas queso de untar... debes consumir tarrinas en cantidades industriales xD yo probaría la próxima vez... no sé, con caramelo del seco (esto es por xunji)

supongo que tú a menudo te encuentras solo a la hora de cenar y puedes permitirte el lujo de experimentar/guarrear con bocadillos...

una sugerencia, ponle nueces a tus bocadillos con roquefort, a mi me gustó

tarzanete dijo...

Las nueces están amargas y secas a palo seco, pero en cuando las mezclas con algo... joder XD

Marta dijo...

Jue Ruben q cousas mais raras t inventas... y yo q creia q comia muxo keso...lo tuyo no tene nombre xD

XAge dijo...

vas a destrozarte con tanto colesterol!